Culturas Siboney

Siboney: 
 
Pueblo que se considera el más antiguo de los que habitaron en Cuba.

Siboney es una palabra del lenguaje arahuaco de los indígenas del Caribe. Cibo significa piedra preciosa, y ney gente; son la gente de la piedra preciosa o perla. El pueblo Ciboney estaba entre los ocupantes indígenas de las Antillas del Caribe.

Cuando los europeos llegaron a América había muchos del pueblo Ciboney en Cuba. Actualmente, hay aproximadamente 253 familias de los ancestrales Ciboney en Florida.

 



Procedencia:

Al período de la prehistoria de La Española que se caracteriza por la presencia de grupos de recolectores, cazadores y pescadores se les denomina siboney. Los siboneyes constituyeron la primera oleada de inmigración proveniente de Sudamérica y hay evidencias de que por el año 2,000 antes de Cristo ya habían arribado a la isla.

Corresponde a pueblos con una cultura de concha cuyas habitaciones estaban ubicadas a orillas de ríos, pantanos, ensenadas y bahías. Sin alfarería y sin agricultura, estos pueblos llegaron a ocupar algunas áreas de La Española y de Cuba, además de las Antillas Menores.


Descripción:
Los conquistadores españoles, que los llamaban "indios viejos", los describieron como tristes, tímidos y muy pacíficos. Cuando tuvo lugar el Descubrimiento de América, sus pocos supervivientes se habían refugiado en los cayos más aislados y en la península más occidental de Cuba, Guanahacabibes.


Artesanía

El siboney conservó algunas técnicas paleo-indias en cuanto a la utilización de lascas de sílex pero, a su vez, desarrolló una industria lítica más elaborada en lo que se refiere a la talla de las piedras: prefiere las formas simétricas y llega a acabados apreciables. Su ajuar utilitario está constituido por pequeños y grandes morteros, majadores cónicos, rectangulares y cilíndricos. También fabricaron hachas de piedra mariposoides y de cuello, algunas de ellas decoradas.

Otros objetos líticos como los esferolitos (bolas de piedra de diferentes tamaños) y los dagolitos (cetros o dagas) son asociados a sus prácticas ceremoniales o funerarias, entre las que se incluyen los entierros secundarios, aplicando en este caso un pigmento rojizo a los huesos de los difuntos.


Alimentación

Su alimentación era similar a la de las poblaciones anteriores pero agregan a su dieta raíces comestibles y mariscos. En los "concheros" (yacimientos con gran cantidad de conchas de moluscos) estudiados se ha encontrado restos de cangrejos, peces de mar y de ríos, manatíes, ostras y otros caracoles marinos. También se ha encontrado restos de animales no marinos como las tortugas de agua dulce, jutías, iguanas y roedores menores. Recogían y comían uvas de playa, mamey, saona, hicacos, guanábanas, corozos, yuca, guáyica, etc.

El Complejo Madrigales (2,050 antes de Cristo) es la fase más antigua que se conoce hasta el presente para el Meso-indio de la isla pero es en el Complejo Porvenir (1030 - 90 antes de Cristo) en donde se encuentra el mayor desarrollo. Ambos yacimientos se encuentran en la desembocadura del río Higuamo de San Pedro de Macorís.

Cultura

Las culturas cerámicas antillanas son, probablemente, una continuación de culturas del mismo tipo localizables en los principios de nuestra era en la zona norte de Venezuela y en la desembocadura del río Orinoco. 

La clasificación de las culturas cerámicas antillanas responden más a un criterio etnológico que a un criterio de orden estilístico.

 

 Organización

La comunidad estaba organizada por un jefe de la tribu (Cacique), un consejo, y los guías espirituales (Behiques). En los ritos religiosos, o de festividad (areíto o areytos), bailaban y cantaba, y el Behique hacia de interlocutor ante el Cemí, o Zemí.

Invasión de los españoles

Cuando llegaron los colonizadores a principios del siglo XVI, habían decenas de cacicazgos que agrupaban a miles de indios. Para mediados de ese siglo XVI solamente quedaba un tercio de la población indígena, y al finalizar el siglo XVII prácticamente no quedaba ninguno. En la primera década de 1800 ya no habían indios en Cuba, ni descendientes directos, pues la unión de españoles, y africanos con los indios fueron poca.

La desaparición de los aborígenes de Cuba, se debió principalmente a dos factores: A la crueldad que eran sometidos como esclavos por los colonizadores, y a las epidemias que los desbastaban.


Religión

No se conoce bien la religión que tuvieron los siboneyes. Se ha dicho que tenían idea de un Ser Supremo, y que adoraban al Sol; pero lo que se sabe de positivo es que tenían muchos dioses, a los que llamaban semíes, que en cada casa tenían un semí protector, además de los semíes que guardaban en una casa o templo; que estos ídolos eran de piedra, o barro, o madera, representando unas veces animales, y otras sin formas determinadas. Creían que los semíes hablaban, que estaban obligados a alimentarlos, y que todos los males que les sobrevenían reconocían por causa del cólera de aquéllos. Creían además, como pueblo ignorante, en fantasmas o muertos aparecidos, y en otras muchas supersticiones.Sus sacerdotes, que se llamaban behiques y también boitios ejercían gran influencia sobre el pueblo y practicaban la medicina.


Legado
Cientos de vocablos usados por los nativos, aunque cuestionando su pronunciación original por la forma que la escribieron los colonizadores, han perdurado hasta la toponimia actual de Cuba: caoba (caobán, árbol), huracán (juracán Dios maligno. En Venezuela algunos indios le siguen llamando juracán a los fuertes vientos), cubanacan (zona central de Cuba), guao (árbol que solamente su sombra produce hinchazón), hamaca, Hatuey ( Haubey, Cacique de Guahaba, Santo Domingo, y quemado vivo en Cuba), Jagua, Yaguaramas (Cacique, pueblo del antiguo municipio Aguada de Pasajeros, actualmente de Abreus), canoa, etc

El defensor de los indios mas conocido y que recoge la historia, fue el padre dominico Fray Bartolomé de las Casas, que no obstante a la mentalidad esclavista, y de extremos abusos humanos que influía en un gran número de personas de esa época, abogó en favor de los indios por alguno de sus Derechos Humanos, tal y como lo conocemos en el día de hoy
.
Category: 1 comentarios

1 comentarios:

Esteban Jiménez dijo...

Gracias por la información.

Publicar un comentario en la entrada